Sus muebles, su edificio y sus vecinos

A la hora de mudarnos debemos tener en cuenta una serie de consejos con respecto al traslado de nuestros muebles.

Moviéndonos por el edificio

Cuando la empresa de mudanzas le realiza el transporte de sus muebles y demás pertenencias no solamente son ustedes los afectados, aunque sí los principales afectados, también hay que tener en cuenta que, al trasladar sus muebles desde su casa a los vehículos de transporte podemos ocasionar daños en las zonas comunes de la vivienda tales como ventanas, puertas, cristales, espejos, etc… además de molestias para algunos vecinos, por este motivo la empresa de mudanzas debería prevenir esta serie de molestias o posibles roturas, habría que tomar medidas tales como avisar a los vecinos y administrador de la comunidad, proteger en la medida de lo posible elementos como ascensores, ventanas y demás objetos que se encuentren en las zonas que se vayan a transitar.

 

Inspección de las zonas antes y después del transporte

Es necesario hacer una revisión de todas las zonas por las que vamos a transitar con muebles antes de comenzar esta tarea para poder observar posibles desperfectos existentes.

Una vez terminado el traslado y retirados todos los elementos de protección deberemos realizar otra inspección ocular para poder revisar que no hayan habido desperfectos.

 

Revisando nuestros muebles

Es recomendable revisar los muebles a transportar tanto por parte del cliente como por parte de la empresa de mudanzas que le vaya a realizar el servicio, (en muchas ocasiones alguno de nuestros muebles tiene algún desperfecto que ni siquiera el cliente ha apreciado hasta la fecha), por eso lo ideal es revisar el estado de nuestros muebles antes de comenzar el servicio y estar en permanente comunicación con el personal de la empresa de mudanzas por si fueran apareciendo nuevos desperfectos.

Una vez se le ha realizado el servicio y teniendo los muebles en su nueva ubicación será adecuado volver a repasar el estado de los mismos a ser posible con personal de la empresa de mudanzas, si todo está bien podemos dar por concluido el traslado satisfactoriamente.

 

 

Mudanza, ¿Verano o Invierno?

Es hora de prepararnos para la mudanza, aunque no en todos los casos es así en ocasiones podemos elegir el momento para mudarnos, qué cosas debemos tener en cuenta a la hora de elegir la época del año? todo tiene sus pros y sus contras.

El verano es ideal ya que, los días son más largos y el clima acompaña para poder llevar a cabo nuestra mudanza más rápido y cómodamente, además de esto también es un aspecto a tener en cuenta que nuestros hijos han terminado el curso y el hecho de mudarnos afectará lo menos posible en el desarrollo de sus estudios.

Bien es cierto que, uno de los principales problemas de cara a realizar nuestra mudanza en verano es la demanda, estadísticas sobre la demanda de mudanzas en verano nos indican que aumentan un 20% con respecto al resto del año y esto nos lleva a no tener tanta disponibilidad en la agenda de la empresa de mudanzas, aunque bien es cierto que en el peor de los casos se puede coordinar utilizando parte de los días de vacaciones del cliente.

Nos ocurre lo mismo con los servicios de guardamuebles, estos se disparan en demanda también en verano ya que en muchos casos estos servicios se solicitan por reforma del inmueble del cliente, pongámonos en la situación, queremos pintar o cambiar los suelos, hacer nueva la instalación eléctrica o de agua caliente y tenemos que vaciar nuestra casa, por los mismos motivos que la mudanza elegimos el verano, los trastornos en los estudios de nuestros hijos son mínimos, el clima por ejemplo, ayuda a que las labores de pintura se realicen más rápido, etc… Además de todo esto, en este caso hay que coordinar más servicios ya que todo va de la mano, la llegada de los pintores, electricistas, etc etc… aconsejamos contactar con bastante más antelación con la empresa de mudanza para poderle dar forma evitando en la medida de lo posible cualquier tipo de contratiempo.

Hemos de recalcar que, las empresas de mudanzas, conscientes por supuesto de este hecho se preparan al 300% para poder hacer frente al crecimiento de la demanda de servicios en general.

 

El invierno no nos da las mismas facilidades que el verano de cara a mudarnos pero… también es cierto que nos da un flexibilidad de fechas que en muchos casos es incluso más importante que el resto de facilidades que proporciona el verano.

verano-vs-invierno-11

Datos a tener en cuenta para solicitar presupuestos de mudanza

A la hora de solicitar un presupuesto para nuestra mudanza debemos tener claros ciertos puntos de relativa importancia que os detallaremos a continuación.

Decidir qué tipo de servicio preferimos, podemos elegir entre el servicio más básico hasta el más completo.

Servicio básico, en este servicio lo único que se realiza es la carga, transporte y descarga en destino de la mercancía, los elementos se protegen con mantas especiales de mudanza durante su traslado y una vez en destino se retiran y se dejan listas para su uso en el próximo servicio, básicamente con un vehículo adecuado para el volumen a transportar y los operarios necesarios se puede llevar a cabo sin problemas.

Servicio standard, en este caso la tarea se amplia, a parte de ofrecer lo básico también se incluye el desmontaje y posterior montaje en destino de los elementos que requieran de ello para su fácil manejo.

Servicio con embalaje especial, en diversas ocasiones nos podemos encontrar un cliente con mobiliario de alta calidad y por tanto de un valor económico elevado, en estos casos el cliente solicita que sus muebles se transporten de una forma más protegida, para ello se utilizan materiales de protección más resistentes, cantoneras, papel burbuja, papel cartón, retráctil…

También se requiere este tipo de embalaje para los servicios de guardamuebles.

Servicio de mudanza con empaquetado, en este caso se ofrece el servicio standard y además, nos encargamos de empaquetar todas sus pertenencias bien protegidas, de forma ordenada e identificadas correctamente.

Además de esto, hay quién también contrata la posterior colocación de todo lo empaquetado en la casa de destino e incluso solicita la instalación de elementos en techos y paredes (lámparas, armarios, repisas, cortinas, etc…) a esto le podemos denominar servicio completo de mudanza.

Una vez hemos decidido qué servicio de mudanza vamos a solicitar deberemos facilitar los datos correspondientes a las características de las viviendas así como la fecha preferente para realizar el servicio y las direcciones en las que vamos a llevar a cabo el trabajo.

Cuando decimos características de las viviendas nos referimos a, planta del edificio, dotación de ascensor y tamaño estimado del mismo, tamaño orientativo de las escaleras y si hay posibilidad de usar ventanales o terrazas para agilizar el trabajo, (lógicamente los datos serán necesarios en cada vivienda por la que vayamos a trabajar).

Ahora pasamos a la parte más delicada, el inventario, esto es lo más importante de todo… Tenemos que tener bien claro los elementos a trasladar para poder valorar y decidir sobre qué medios aplicaremos para llevar a cabo el servicio.

Una vez se tengan estos datos se puede tener prácticamente claro el servicio que se debe presupuestar, no obstante en la mayoría de los casos es de vital importancia la visita de un experto para poder determinar todos los detalles necesarios.

Rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.